Terapia Visual en Utebo

¿Qué es la terapia visual?

La terapia visual es un conjunto de técnicas visuales para desarrollar, mejorar y mantener la máxima eficacia de la función visual. Se trata de un entrenamiento para cuando otras medidas correctivas, como las lentes no son suficientes.


La terapia visual ayuda a completar el normal desarrollo del sistema visual, en especial en aquellas personas que no lo han logrado en el tiempo adecuado.  Gracias a una correcta terapia visual, somos capaces de crean nuevas conexiones y red neuronal que nos permiten recibir, procesar y comprender mejor lo que recibimos de nuestro entorno a través de nuestros ojos.


Nuestra función visual no solo depende del buen estado de nuestros ojos. Debe ser un sistema eficaz que permita que podamos adaptar nuestra vista a las distintas circunstancias y etapas de nuestra vida, ya que no tendremos los mismos requerimientos durante nuestra niñez, etapa estudiantil, de trabajo…


La terapia visual busca optimizar nuestro sistema visual, entendiéndolo como un conjunto que debe desarrollarse y adaptarse a todas nuestras necesidades.

Los optometristas comportamentales estudiamos el efecto del estrés sobre la visión. Tras hacer un estudio optométrico exhaustivo del sistema visual del paciente prescribimos lentes preventivas y terapia visual, con lo que se puede conseguir mejorar incluso las condiciones estresantes de visión de cerca.


Trabajamos bajo la filosofía de resolver el problema en la consulta optométrica y la prevención de problemas en el futuro.




Terapia Visual en niños

La detección precoz de cualquier problema relacionado con la visión es muy importante. Por eso, la revisión de la vista de los niños, por parte de expertos optometristas, puede resultar de gran ayuda para detectar posibles problemas visuales y poner remedio lo antes posible.

 

Hay que tener en cuenta que los problemas de visión en niños pueden perjudicar en ámbitos tan importantes como el desarrollo y aprendizaje. De ahí que, desde La Óptica de Mariano, recomendemos revisiones completas.

 

Detectar problemas en la visión de los más pequeños puede ser más complicado, ya que ellos no poseen elementos de referencia para comprender que no están viendo correctamente.

 

Por eso, los progenitores deben estar atentos a algunos comportamientos que pudieran indicar que presentan problemas para ver correctamente. Por ejemplo, la negativa a leer, estudiar o hacer deberes puede esconder detrás una dificultad visual que les hace difícil la lectura y por tanto les genera rechazo.Asimismo, la negativa a la práctica de deportes y otras actividades y juegos puede esconder detrás una dificultad para llevar a cabo determinadas tareas, debido a una visión defectuosa.

 

En las revisiones rutinarias que lleva a cabo en el servicio de pediatría, suele medirse únicamente la agudeza visual del niño. Para detectar otros posibles problemas, es preciso que se lleve a cabo un estudio optométrico más exhaustivo para determinar si existiera algún tipo de deficiencia visual o perceptual, y así encontrar una solución personalizada a su problema.

 

 

En La Óptica de Mariano estamos especializados en terapia visual para niños. Utilizamos técnicas adaptadas a su edad y dentro de un entorno preparado específicamente para ellos, para que se trate de una terapia amena y, por supuesto, eficaz.

 

¿Qué problemas visuales pueden tratarse con la terapia visual?

La terapia visual puede ayudarnos a desarrollar nuestra vista y adaptarla a las necesidades concretas que tengamos.


Entre otros problemas visuales, puede ayudarnos con:


  • Problemas de aprendizaje: muchas dificultades en la lectura y escritura se deben al pobre desarrollo de habilidades visuales.
  • Fatiga en el ordenador: Ayudan a rendir mejor, con más eficacia y menos esfuerzo, eliminando molestias y ayudándonos a cuidar nuestra vista para que no se produzca un sobreesfuerzo.
  • Deporte: para mejorar todas las destrezas visuales necesarias que optimizan la ejecución deportiva.
  • Ambliopía (ojo vago): se mejora no solamente la agudeza visual, sino también la función monoculares y binoculares para que una vez alcanzada la buena visión no vuelva a perderla.
  • Estrabismo: se recupera la percepción binocular o la visión de ambos ojos de manera simultánea o sincronizadamente. Tanto en niños como en adultos se realiza antes, después o en vez de la cirugía de estrabismo.